21 jun. 2011

Tarde

Así ocurre siempre, uno se da cuenta de las cosas tarde. Bien tarde, te das cuenta de cómo pueden haber resultado las cosas, pero al final no queda más que quedarse con el gusto a poco y arrepentirse de lo que NO se hizo. Ahora me doy cuenta que anhelo las cosas cuando no se puede, cuando no es posible. Me siento triste y al mismo tiempo prefiero pensar que así será mejor, que puedo dejar el libro hasta ahí y poder empezar de nuevo, otros capítulos... ojalá uno se diera cuenta antes de las cosas y dejar de ser una boba.

No hay comentarios: