14 jun. 2012

El Secreto

Durante el verano solía visitarme, hacerme reír y a veces enojar. El tiempo voló y los sentimientos empezaron a fluir sin poder evitarlo. Al darse cuenta de lo que sentía, de los escalofríos que recorren su espalda, no puede hacer más que guardarse las mil y un ideas para no terminar con heridas.

No hay comentarios: